15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://www.paraestarenforma.com 300 true 0
¿Cómo meditar para tener un día más productivo?

¿Cómo meditar para tener un día más productivo?

¿Alguna vez has tenido uno de esos días en los que no tienes suficiente tiempo para hacer todo? El trabajo se acumula, el teléfono suena y se espera que estés “encendido” las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Con el tiempo, este estilo de vida puede pasar factura. Se ha demostrado repetidamente que la meditación tiene muchos beneficios, tanto para la salud física como para la mental.

Más específicamente, se ha relacionado con la prevención de enfermedades cardíacas y puede ayudar a regular las respuestas del cuerpo al estrés. Unos minutos de meditación cada día pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, mejorar el sueño y aumentar los niveles de energía, ayudando a regular tanto el apetito como el peso.

Mantener la mente en forma y equilibrada es tan importante como mantener la salud física, especialmente porque muchos de nosotros estamos expuestos a situaciones estresantes diariamente. Ya que sabemos que la salud y el bienestar de nuestro cuerpo y nuestra mente están entrelazados, ¿por qué no todos incorporan la meditación en su rutina diaria?

Desafortunadamente, la meditación no es tan fácil como parece si nunca la has probado antes. Afortunadamente, entrar en la mentalidad de la meditación no es imposible. Intenta estas tácticas fáciles para preparar tu mente para la meditación.

APRENDE A RESPIRAR

La forma en que respiras o no respiras puede tener un gran impacto en tu vida cotidiana. Aprende a controlar tu respiración y tendrás más poder sobre tu cuerpo en la próxima situación estresante que encuentres.

ESTABLECER LAS INTENCIONES

Una forma común de aprender a meditar es establecer a propósito una intención para tu meditación. Las intenciones son similares a la fijación de objetivos y pueden servir de base para que no dejes de lado tu práctica cuando las cosas se ponen difíciles.

SAL DE TU CABEZA

Si tiendes a perderte en la autocomplacencia negativa, las dudas o el estrés, no estás solo. Tómese el tiempo para aclarar su mente y liberar las preocupaciones que corrompen su conciencia antes de comenzar su meditación.

CREAR UNA RUTINA

Haga tiempo para meditar regularmente. No hay sustituto para practicar algo rutinariamente, así que hazte el hábito de dedicar tiempo a algo que te aporte gran fortaleza mental, concentración y manejo del estrés.

PRACTICA LA PERSEVERANCIA

La meditación no es tan fácil como parece. Sigue tratando de dejar que tus preocupaciones desaparezcan para que puedas alcanzar el estado mental de calma que deseas. Empieza por trabajar en tu capacidad de permanencia en un entorno de bajo estrés, y estarás más preparado para afrontar situaciones más estresantes.

La salud mental es tan importante como la salud física
Artículo anterior
La salud mental es tan importante como la salud física
Siguiente artículo
Moviéndonos por nuestra salud mental