Saltar la comba para poner el cuerpo en movimiento

Para poner el cuerpo en movimiento y gozar de las ventajas de poseer un buen estado físico hay varias opciones.

Saltar la soga es un ejercicio que por ser un ejercicio de alto impacto, es una práctica adecuada para aquellas personas que no tienen kilos de más, debido a los daños que podrían provocar los impactos. Contribuye a desarrollar la resistencia cardiovascular y muscular así como agilidad, coordinación y fuerza.

Deber se usado en la forma en que lo hacen muchos atletas profesionales, no como ejercicio básico sino complementario, combinándolo con otras actividades aeróbicas, como caminar, correr o andar en bicicleta.

Resulta fácil encontrar un lugar para saltar y no se requiere más que una cuerda. Esta no debe ser demasiado liviana y cuando está extendida debe llegar hasta las axilas o hasta los hombros.

Es importante utilizar siempre un buen calzado deportivo para amortiguar el impacto de los saltos.

El cuerpo debe estar derecho pero relajado al momento de realizar los saltos. La mirada debe dirigirse hacia delante y no hacia los pies. Al caer no debe apoyarse los talones sino las puntas de los pies y mantener las rodillas ligeramente flexionadas.

Durante las primeras semanas en que se realiza este ejercicio es conveniente alternar 30 segundos de saltar la soga con el mismo lapso de trote sin desplazamiento. Luego, aumentar de a poco el tiempo destinada a saltar hasta llegar a los 2 minutos.

Nunca hay que olvidar de elongar los músculos, tanto antes como después de realizar este y cualquier otro ejercicio.