La dieta del buen humor

Esta dieta además de colaborar en reducir algunos kilitos de más te ayudará a incrementar tu alegría y energía, otro efecto secundario de esta dieta es que se consigue terminar con la frustración y el mal humor, algo muy común de los regímenes para perder peso.

Tu estado de ánimo se veran incrementado a medida que los días pasen gracias a los métodos de esta dieta de los 100 carbohidratos sobre las hormonas y los neurotransmisores cerebrales.

Además desaparecerán los cambios anímicos que son provocados por la hipoglucemia y como se recomienda realizar ejercicios en forma diaria el cuerpo segregará endorfinas y serotonina, son las hormonas de la felicidad y por primera vez se va a disfrutar adelgazando.

¿Cómo funciona la insulina?

Cuando se consumen hidratos de carbono, éstos son asimilados por el organismo en forma de glucosa que pasa a la sangre incrementando el nivel de glucemia.

En este momento el páncreas comienza a liberar la insulina, es una hormona capaz de equilibrar los nivel de azúcar en el torrente sanguíneo, cuanto más cantidad de azúcar entre a la sangre más insulina segregará.

La insulina destina una parte de esa glucosa a las células como una fuente de energía, otra parte la almacena en el hígado como una reserva extra de energía, glucógeno, y la restante lo acumula en forma de grasa.

Si se llega a producir un incremento brusco en el nivel de glucemia, algo que ocurre generalmente cuando se come un helado, la insulina es tan rápida en su trabajo que reduce el azúcar en la sangre provocando la hipoglucemia.

Este tipo de alarma alerta al sistema nervioso que para poder resguardarse pide más aporte de glucosa o lo que es igual, tu cuerpo siente un pequeño bajón de energía por la acción de la insulina y te pide que se saquee la despensa, dirigiendo la mirada a los dulces y calorías.