15 49.0138 8.38624 1 0 4000 1 https://www.paraestarenforma.com 300 true 0
Artritis y deporte

Artritis y deporte

El dolor y la incomodidad de la artritis pueden hacer que hasta la persona más decidida deje de hacer ejercicio. Sin embargo, si usted conoce los beneficios de hacer ejercicio con la artritis, puede estar más dispuesto a intentarlo. Pero una palabra de precaución: No se exceda y, si es posible, haga ejercicios bajo la supervisión de un profesional de la salud como un fisioterapeuta. A largo plazo, el ejercicio puede resultar una herramienta natural para el control del dolor, ya que los beneficios superan con creces las molestias.

Los ejercicios para la artritis se centran en suaves movimientos de estiramiento, como los que se hacen en el Yoga, tai chi y Pilates. Estos ejercicios lubrican el cartílago, aumentan el líquido sinovial (dentro de las articulaciones) y alivian la hinchazón y la rigidez. El resultado de todo esto es que el dolor disminuye y el rango de movimiento aumenta. A medida que su incomodidad disminuye, puede agregar caminatas y aeróbicos de bajo impacto. Todo esto ayudará a deshacerse del dolor y a fortalecer las articulaciones.

Los ejercicios acuáticos pueden hacerse en su propia piscina, en el gimnasio o en algunas clínicas de fisioterapia. Estos ejercicios son maravillosos para los que sufren de artritis ya que el agua amortigua el impacto de los movimientos y facilita su realización. Una ventaja añadida es que el agua, si está caliente, actúa como un calmante. La natación y el entrenamiento con pesas también se pueden hacer en el agua.

A medida que su condición mejore, puede añadir el ciclismo, el entrenamiento con pesas, el baile o el golf. Sin embargo, con el entrenamiento con pesas, asegúrese de consultar a su terapeuta antes de comenzar, ya que el uso de pesas demasiado pesadas puede ejercer demasiada presión sobre la articulación. El objetivo es disfrutar del ejercicio. Esto lo hará esperar con ansias las sesiones y le dará ganas de hacer más.

El ejercicio también le ayuda a perder peso, a dormir mejor, a aliviar la depresión, que puede acompañar a la artritis, y a darle una sensación general de bienestar. Todo esto puede tener un efecto psicológico en su artritis, y ayudar a disminuir los síntomas más rápidamente. Como siempre, Coonsulte recomienda consultar a un profesional, antes de comenzar cualquier forma de ejercicio.

Fisioterapia y deporte, siempre de la mano
Artículo anterior
Fisioterapia y deporte, siempre de la mano
Errores comunes en el entrenamiento de fuerza
Siguiente artículo
Errores comunes en el entrenamiento de fuerza