Correr relajado para evitar lesiones

Muchas personas incurren el error de hacer una carrera muy rígidos y tiesos, con los músculos del cuerpo que se encuentran contraídos sin percatarse de ello, además de dañar el rendimiento, puede aumentar el riesgo de padecer alguna lesión, así que lo más correcto será correr en forma relajada para poder prevenirlas.

El poder hacer una carrera en forma relajado es parte de las máximas de un buen corredor, ayuda a correr mucho más rápido y a no cansarte tanto.

Para lograrlo, además de aflojar el cuerpo y optar por una buena postura el consejo es que realicen un calentamiento dinámico previo a los ejercicios pueden combinar trotes y estiramientos. Esto acondicionará tus músculos y tu cuerpo para poder hacer una carrera bien distendido.

Cuando empiecen a correr deben asegurarse de que tus caderas, glúteos, cuádriceps y tendones estén bien relajados. Todas estas partes de tu cuerpo, pero principalmente la cadera, debe tener la flexibilidad necesaria como para soportar el movimiento y la amortiguación y también asegurarse de que el rostro, cuello, hombros, brazos y torso estén relajados también para poder correr aceitado.