Cómo lograr músculos definidos

La definición del músculo es el último paso, el último esfuerzo que hacemos para conseguir el mejor resultado después de meses de entrenamiento bien estructurado y una alimentación equilibrada. Por lo tanto, sólo debe ocupar las últimas semanas en la planificación de las personas ya activas físicamente que necesitan de un último esfuerzo, no puede utilizarse como un sistema de entrenamiento a largo plazo.

Después de cierto tiempo de entrenamiento, con un período de definición de unas ocho semanas, podremos ver los resultados que tanto deseamos.

No se trata sólo de entrenar, en esta última fase resulta indispensable coordinar correctamente la fuerza y el trabajo cardiovascular con una buena alimentación.

Con un planteamiento correcto de tus sesiones de entrenamiento y una pauta de alimentación acordes al objetivo planteado, obtendrás los mejores resultados. Por el contrario, un planteamiento equivocado con contenidos desorganizados puede provocar que perdamos todo lo ganado en etapas anteriores.

El verdadero protagonista de esta última fase de la temporada es el trabajo cardiovascular, pero no debemos abandonar el entrenamiento de la fuerza, que nos permitirá mantener los niveles de masa muscular alcanzados durante la temporada, vaciar de sus reservas de glucógeno al músculo. Ahora no es el momento para trabajar la mejora de la fuerza o del desarrollo muscular.

Básicamente, existen 3 pilares en la definición muscular, aunque cada persona tendrá una respuesta diferente. Estos tres pilares son:

  • Tratar de mantener siempre elevado el ritmo metabólico, por lo que no debe llevar una dieta estricta
  • Consumir las últimas reservas, vacía las reservas de glucógeno reduciendo la ingeta de hidratos
  • Proteger la masa muscular