Calorias buenas y malas

La obesidad es la epidemia del siglo XXI, casi 200 millones de obesos en el mundo y la culpa es de los carbohidratos industriales de asimilación rápida, los platos precocinados, la botelleria, la comida rápida, son los alimentos que reinan en la dieta occidental actual, cuenta con una sensación de saciedad muy mínima y aportan poco nivel nutricional, además está repletos de grasas saturadas que incrementa los niveles de colesterol y aumentan el riesgo de padecer enfermedades cardíacas.

Tampoco los productos denominados “light” para poder eliminar los males formados por la comida chatarra se libran de la quema, la mayoría cuenta con un alto contenido en carbohidratos junto con aditivos, la sal y los edulcorantes para tratar de suplir lo que les falta en grasas o azúcar. Este es el aporte nutricional de un plato precocinado;

Calorías que no se pueden quemar y se ven almacenadas en forma directa en el tejido graso.
Glutamato monosódico para poder aumentar al sabor y su consumo.
Grasas saturadas y exceso de sal, son malas para nuestro sistema nervioso.
Edulcorantes artificiales que reducen las calorías pero se ve potenciado el apetito.
Colorantes y conservantes son los responsables de algunas alergias.

Se ha realizado estudios recientemente que demuestran que no todas las calorías son iguales, unas son mucho más fáciles de quemar que otras, depende de donde provengan:

Carbohidratos con IG bajo

Verduras, frutas, pastas, arroz y panes integrales, legumbres, son de asimilación muy lenta, no modifican los niveles de azúcar de la sangre, sus calorías se transforman en una fuente de energía.

Proteínas

Pescado, carnes, huevos, lácteos, legumbres, la digestión es mucho más compleja por lo tanto tu organismo necesitará más energía, evitando que las calorías se reúnan como grasas.

Grasas buenas

Aceites de oliva, girasol frutos secos, pescado azul, dan sensación de saciedad pero deben tomarse con moderación.

Las malas calorías

Carbohidratos con IG alto

Dulces, comidas rápidas, cereales refinados, sonde asimilación rápida que liberan enormes cantidades de insulina al organismo. Las calorías que brindan no son usadas en su totalidad como combustible, sin que la mayor parte de ellas se almacenen en forma de tejido graso.

Grasas saturadas

La mayor parte de las veces se pueden presentar en combinación con las anteriores y creando un pequeño cóctel desastroso para tu línea o para tu salud. Estas son las causantes del colesterol elevado o de enfermedades cardiovasculares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *